domingo, 25 de junio de 2017

[Domingo de Poesía] Hombres que son como lugares mal situados

domingo, 25 de junio de 2017
Ah, la Feria del Libro de Madrid. Los que ya me conocéis sabéis cuánto significa para mí; los que no, bajad un par de entradas y ved qué mal hablo para la cámara.
La de este año fue una Feria de dejarse llevar y descubrir títulos y autores; de apuntar muchos nombres en la libreta. Sin duda, una de esas grandes sorpresas fue el autor del que hoy hablo, que me cautivó con un título (el de esta entrada) y me tiene con apenas unos cuantos poemas. Creo que se va a quedar en mi estantería y en mi vida por mucho tiempo.


DANIEL FARIA


Daniel Augusto da Cunha Faria nació en Paredes (Oporto, Portugal) en 1971. Su vocación religiosa le llevó a entrar en el monasterio de São Bento da Vitória a los veintiséis años; allí escribió sus obras principales antes de fallecer a los veintiocho, en 1999, a causa de un accidente doméstico.
A día de hoy, se le reconoce como uno de los poetas más distintivos de la tradición portuguesa de las últimas décadas, con una voz única y rompedora. 
Motivos recurrentes en su obra son el silencio como fuente de iluminación e inspiración, la poesía como camino espiritual y la fe. Se trata de versos profundamente meditativos sobre la condición humana, cargados de luz y plasticidad. De esos que abrazan el alma.
Sus libros principales son: Explicación de los árboles y de otros animales (1998), Hombres que son como lugares mal situados (1998) y Los líquidos (2000; póstumo).


HOMBRES QUE SON COMO LUGARES MAL SITUADOS

Las piezas que comparto no llevan más título que el del libro donde aparecen. Si esto no es poesía, la poesía no existe.


Hombres que son como lugares mal situados
Hombres que son como casas saqueadas
Que son como sitios fuera de los mapas
Como piedras fuera del suelo
Como niños huérfanos
Hombres sin huso horario
Hombres agitados sin brújula donde reposar

Hombres que son como fronteras invadidas
Que son como caminos tapiados
Hombres que quieren pasar por los atajos fumigados
Hombres sulfatados por todos los destinos
Desempleados de sus vidas

Hombres que son como la negación de las estrategias
Que son como los escondrijos de los contrabandistas
Hombres encarcelados que se abren con navajas

Hombres que son como daños irreparables
Hombres que son supervivientes vivos
Hombres que son como sitios desviados
Del lugar


(...)

Hombres que son como proyectos de casas
En sus balcones inclinados hacia el mundo
Hombres en los balcones orientados hacia la vejez
Muy dañados por las intemperies

Hombres cargados de vasijas esperando la lluvia
Parados a la espera
De un compañero posible para el diálogo interior

Hombres orientados hacia un modo de ver
Una mirada fija como quien viene caminando al encuentro
De sí mismo
Hombres tan poco preparados tan desprevenidos
Para recibirse

Hombres bajo la lluvia con las manos en los ojos
Imaginando relámpagos
Hombres encendiendo lumbre
Para secarse el rostro para cerrar los ojos
Tan poco preparados tan desprevenidos
Tan confusos a la espera de un sistema solar
Donde sea posible una sombra mayor


Traducción realizada por Luis María Marina para Ediciones Sígueme. Vale la pena echarle un vistazo, ya que se trata de una edición bilingüe y los originales en portugués son una virguería.

¡Feliz domingo!

No hay comentarios:

~House of the silent~ © 2014